Es una visita inesperada por el recinto que la alberga el Convento de Santo Domingo los últimos reductos del espacio que ocupó. Compartió espacio con la Casa de Amparo y hoy queda el refectorio y poco más pero muy interesante.

Asistieron 3 personas y nos hablaron de los monjes que fundaron el Monasterio y de los beneficios que obtuvieron de manos del Rey.

Deja un comentario