Otros compañeros pudieron disfrutar de las explicaciones de Pepa sobre el edificio y sus funciones, quedando encantados de todo lo que vieron, descubriendo como en otras ocasiones las “pequeñas maravillas” que tenemos en Zaragoza

Nuevamente damos las gracias a Pepa y a Ana María por su acogida.

Ángeles Ramos

Deja un comentario