CONFERENCIA: “LA AMENAZA DEL ESTADO ISLÁMICO”

¿DE NUEVO EL CHOQUE DE CIVILIZACIONES?

04 DE FEBRERO DE 2015

 

Después de las presentaciones pertinentes por parte de nuestro presidente D. Francisco Ruiz Albacar, el Dr. Javier Jiménez Olmos, como conferenciante invitado por la Asociación de Alumnos y Ex Alumnos de la Universidad de la Experiencia de Zaragoza (AMUEZ), comenzó su conferencia “La amenaza del Estado Islámico”, haciendo reflexionar a la audiencia, a través de la proyección de un vídeo, sobre la posible duda que se plantea al cuestionar quienes son los bárbaros que cometen atrocidades en los países árabes: nosotros o los otros, refiriéndose a los occidentales que litigian allí o a los fanáticos islamistas que pretenden imponer su orden político-religioso. Conclusión: todos adolecen del mal de la violencia. El problema de la desinformación o información sesgada radica en que, tanto los unos como los otros, filtran sus noticias, resaltando o escondiendo contenidos, creando una opinión pública a favor de sus intereses. Es decir, contaminando las informaciones.

D. Javier Jiménez, es un extraordinario conocedor del problema Islámico y su contexto, como así lo pudo corroborar el auditorio, y por tanto, una persona escrupulosamente neutral a la hora de enfocar estos escabrosos temas.

Posicionó el comienzo del problema de la actual violencia Islámica, en la pésima administración de la victoria sobre los ejércitos de Irak y su torpe disolución, dando pábulo a que parte de ese ejército pasara a la insurgencia, además de propiciar el terrorismo, aunque la cuna fuera la invasión soviética de Afganistán en los años setenta y el posterior rearme y entrenamiento, por parte de Estados Unidos, de los musulmanes que luchaban contra Rusia.

Nos comentó su desacuerdo sobre un posible choque entre civilizaciones, puesto que, en un principio, las guerras se están desarrollando entre distintas fracciones del Islam, amparadas, eso sí, por países occidentales y siempre ubicadas en zonas de interés geopolítico donde abundan los recursos naturales.

Desmitificó el poder militar del Estado Islámico, ya que no es un ejército numeroso en cuanto a la cifra de soldados que lo componen, nutrido en parte por mercenarios, y tampoco posee material bélico pesado: pocos y mal armados, que mantienen pequeños frentes en zonas muy concretas y con intereses estratégicos, liderados por oficiales del escindido ejército iraquí, que con la excusa religiosa quieren recuperar el estatus perdido. El terror y la propaganda son sus mejores armas, sobre todo en los lugares conquistados.

En cuanto al terrorismo yihadista, aunque es una lacra que está en aumento, se tiende a magnificar, ya que comparada con otras formas de violencia, su incidencia es relativamente pequeña en cuanto al número de víctimas, pero, sin embargo, es muy rentable como propaganda y exaltación del terror.

Mencionó como las principales causas del terrorismo los  conflictos étnicos, religiosos e ideológicos de oriente medio, el fracaso de la “Primavera Árabe”; la pobreza, la desigualdad y la falta de integración que conlleva la exclusión, además la ausencia de democracia, debilidad gubernamental y corrupción. Como contrapartida para acabar con esta amenaza, es necesaria una buena acción policial y una gestión eficaz de la justicia, además un proceso político que fomente las relaciones internacionales, con arreglo a las leyes y los derechos humanos, invertir en procesos de integración a través de la educación e incentivar iniciativas de paz, con el amparo de las Naciones Unidas.

Para finalizar, nos animó a  reflexionar  con imparcialidad, ser justos en nuestros juicios y  no dejarnos intoxicar por las propagandas partidistas.

Una conferencia interesantísima por su contenido y la claridad expositiva del conferenciante que, apelando siempre a sus apreciaciones, supo transmitir de manera magistral, además  de dar luz sobre este actual y controvertido tema.

Eloy López Gurría

FOTOS

Deja un comentario