Libro : “PALMERAS EN LA NIEVE”

Autora: Luz Gabás Ariño

Miércoles, 27 de Enero de 2016

La apertura de la presente sesión corrió a cargo del presidente de la AMUEZ, D. Francisco Ruiz Albacar, agradeciendo a los socios del Club de Lectura, la notable asistencia al acto y presentar, a continuación, a nuestro estimado profesor, D. Fernando Sanz Ferreruela, Doctor del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, quién accedió, a “hablarnos de cine”.

El presidente de la AMUEZ cedió la palabra al Director de la UEZ, D. Ernesto Arce, quien, asimismo, agradeció la participación desinteresada del profesor en esta primera sesión de las programadas en el Club de Lectura, una vez seleccionado el libro que, a continuación, se recomienda su lectura, poniendo de manifiesto la influencia del arte y la literatura, cuyos objetivos son caminos que van unidos, al igual que la relación del cine con la literatura.

Con sus grandes dotes de comunicador, su simpatía, proximidad y sabiduría, de sobras conocidas por la mayoría de nosotros sus alumnos, nuestro profesor acudía a esta conferencia para comentar, analizar, debatir y orientar a los miembros del Club de Lectura, la película, “Palmeras en la nieve”, basada en el libro del mismo nombre, escrito por la montisonense Luz Gabás.

Comenzó subrayando que, en el fenómeno de las adaptaciones cinematográficas de las obras literarias, surge siempre un dilema: la fidelidad. Es inevitable comparar cuando nos preguntamos: ¿Es fiel la película a la novela?, pudiendo surgir una serie de preguntas. Nuestro conferenciante plantea cuatro:

1ª.- Una película…¿Debe ser fiel a la novela?. Respuesta de lo más amable y concisa: Pues depende. Unas veces, sí, otras, no. ¡Qué más da!. Precisamente en los créditos, a final de las películas, unas veces la película está basada en tal novela; otras, inspirada en cual, o adaptada, etc.

2ª.- En caso afirmativo..¿ A qué debe ser fiel la película? La película, objeto de esta sesión del Club de Lectura, es bastante fiel a los textos de la novela, de modo que hay diálogos que se ajustan literalmente a los textos de “Palmeras en la nieve”. En cambio, otro textos de la novela no podrían reflejarse en imágenes cinematográficas. Se necesitarían enormes medios y costos de producción y excesiva duración de las películas. Ocurre lo mismo en las novelas históricas, cuando los autores se empeñan en relatar al 100% hechos históricos, resultando, como consecuencia, ediciones de libros que son auténticos “tochos”, de difícil asimilación. Tremendo error.

3ª.- ¿ Es posible que una película pueda ser fiel a la novela? Nuestro profesor pide que reflexionemos sobre esta pregunta…No siempre es posible. Hay que saber entender que la literatura y el cine, aún conteniendo cosas comunes, presentan lenguajes diferentes y como tales, pautas diferentes.

4ª.- ¿Es bueno que la película sea fiel a la novela? Según la opinión del profesor, se equivoca quien se obsesiona en comparar la fidelidad textual entre ambas manifestaciones artísticas, si bien hay que analizarlas por separado: la película como película y la novela como novela.

En la novela se debe analizar la narrativa, etc. El cine no aguantaría dicho análisis en el tiempo. No sería posible.

Si a los guionistas y productores no les “engancha” la lectura de las 10 primeras páginas de un manuscrito, que podría suponer 10 minutos de película, el presunto guión se tira a la basura. Ese es su duro trabajo: trasladar lo escrito a las imágenes.

Avanzando en la magnífica disertación que va desarrollando nuestro profesor invitado, jalonada por interesantes preguntas que se le van planteando, surge otra duda:..¿Cómo se hace una adaptación literaria?. Pues, una vez más, no existen reglas fijas. Por muchas bibliografías que se aporten sobre relaciones cine-literatura, no se llegará a ninguna conclusión.

Pone la similitud con el mundo de la cocina: un determinado guiso, realizado por la misma persona, nunca saldrá exactamente de la misma manera, aunque en todos los casos, los ingredientes sean los mismos.

No obstante, sí que disponemos de algo que puede , en parte, responder a esta pregunta: ANALIZAR una adaptación. Para ello nos debemos fijar en los personajes que intervienen, intentando describir la biografía de los mismos, bien por lo que vemos, o por lo que, por otros medios, sabemos de ellos.

Es fundamental conocer, seguir y analizar los personajes en la novela y en la película, lo que se denomina “el arco de los personajes”.

En definitiva, y como conclusión al atrayente y claro análisis vertido por Fernando Sanz, quiso que consideráramos que la fidelidad cine-novela es subjetiva, dependiendo de la percepción del lector y de su imaginación.

Finalmente surgieron algunas preguntas que requería la opinión personal del profesor a cerca de la película, “Palmeras en la nieve”, manifestando que, tanto la novela como la película, no son obras maestras y, quizá, ello no se pretendiera, si bien estaban bien estructuradas, solventes y muy entretenidas.

En relación a la ambientación, la fotografía, los paisajes, etc., teniendo en cuenta que casi toda la película se rodó en Canarias, consideró que estaba realizada con exquisitez, como de papel “couché”, utilizando procedimientos digitales en algunas secuencias.

En cuanto a la conveniencia de leer antes la novela y luego ver la película o al revés, las opiniones fueron muy diversas aunque, según la modesta opinión de quien redacta la presente crónica, es un error visionar antes la película y después leer la novela, pues resta capacidad de imaginación y análisis de los personajes, ya que conforme se va leyendo la novela, se van poniendo los rostros de los protagonistas de la película. Ese ha sido mi caso.

Finalizada tan magnífica y provechosa sesión, llevada a cabo por nuestro profesor “de cine”, Fernando Sanz, los miembros del Club de Lectura se sienten muy agradecidos por su lección magistral, dando a conocer, y sobre todo, volver a recordar los aspectos esenciales, necesarios para entender, en la medida de lo posible, el maravilloso mundo del cine, generador de tantas ilusiones, emociones y deseos de soñar.

Quienes hemos tenido la fortuna de asistir al curso, “Grandes momentos del cine”, impartido por nuestro conferenciante, poseemos un impresionante dossier, compendio del citado curso, que nos puede proporcionar gratos momentos al repasar alguno de sus contenidos, tenerlos presente y mantener viva la afición por el cine.

Por todo ello, por lo anterior y por lo de hoy, muchas gracias, profesor.

Juan Pagán Sancho
FOTO 1
FOTO 2

Deja un comentario