VISITA A SOS Y UNCASTILLO

7 de febrero – VISITA CULTURAL A SOS Y UNCASTILLO

Dos insignes villas afines en cuanto a historia, monumentalidad y arte. Pueblos de frontera, con ricas casonas medievales, edificaciones románicas de emblemáticos escudos sobre sus portales y fachadas, heraldos de reyes y nobles; arcos con viejas y ennoblecidas piedras, hablando de una historia guerrera, paladina defensora de la fe cristiana; abigarradas calles de antiguas juderías, con signos aún visibles de sus penadas creencias; iglesias de predicadores pórticos con símbolos religiosos para educar en la fe a la gran masa de fieles con carencia de instrucción; puertas del perdón donde poder desprenderse de viejos y reincidentes pecados, para entrar con el corazón limpio a la casa de Dios y glorificar su santo nombre y, así, poder admirar con mirada diáfana los maravillosos retablos de sus altares y hermosas capillas.

En Sos del Rey Católico más palacios que Iglesias: Palacio de la familia Sada, vientre de reyes, en el que nació el rey Católico Fernando I de Aragón y el palacio Español del Niño, asentado sobre piedra viva. En Uncastillo, seis hermosas Iglesias románicas, aunque hemos de señalar San Martín de Tours (siglo XII), donde se encuentra el Centro de Arte Religioso del Prepirineo, con una fantástica exposición de arte sacro, y la de Santa María construida sobre una antigua iglesia mozárabe del siglo X cuya portada es de excepcional belleza y complejidad.
Por estos monumentales palacios, casas con fachadas y ventanales de singular belleza, calles con gratos rincones e iglesias todas ellas reliquias de la arquitectura románica, manando historia a raudales, discurrió nuestra visita, conducidos por nuestros siempre apreciados guías.
En Sos del Rey Católico nos acompañó Raquel, referente de guías culturales por su simpatía y eficacia, fiel trasmisora de saber. En Uncastillo, Jesús, un amable guía con gran voz de barítono, nos dejó fascinados por su capacidad de comunicación, desgranando a lo largo de la visita sus inmensos conocimientos sobre historia y arte. A los dos muchas gracias.
Gracias, también, al restaurante Uncastelo en la villa de Uncastillo, que tan bien nos dio de comer, y a las personas que se ocuparon de nuestra comodidad y bienestar.
Eloy López Gurría

Deja un comentario





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies