“EL TIEMPO EN SUS MANOS” DE JOSÉ LUIS CORRAL

PRESENTACIÓN DE LA NOVELA “EL TIEMPO EN SUS MANOS”, DE LA SAGA LOS AUSTRIAS, DE JOSÉ LUIS CORRAL

El pasado día 21 de noviembre, en el aula 1 de la Faculta de Medicina se nos presentó la última novela del escritor aragonés y profesor de la Universidad de Zaragoza José Luis Corral (Daroca 1957). El libro, titulado “EL TIEMPO EN SUS MANOS”, es la segunda parte de la saga “LOS AUSTRIAS II”. El acto, organizado y convocado por AMUEZ, contó con una gran audiencia de alumnos de La Universidad de la Experiencia, dada la categoría del autor y lo interesante del tema que se revela en el título de la obra.

Ernesto Arce,  director de la UEZ, fue el primero en dirigirse a los asistentes precisando que estos eventos son fruto de la colaboración entre la UEZ y la AMUEZ, dando las gracias por ello a Francisco Ruiz, presidente de la AMUEZ. Seguidamente agradeció la presencia de dos generaciones de escritores, padre e hijo (José Luis y Alejandro Corral), en la presentación del libro.

El Presidente de la AMUEZ agradeció y dio la bienvenida a todos los asistentes, manifestando que con estos actos se pretende acercar los lectores al escritor y su obra.

Seguidamente tomó la palabra Alejandro Corral diciendo que él y su padre cada día se parecen más, y no sólo físicamente; que se siente muy orgulloso de presentar esta obra fruto de un gran compromiso con la verdad histórica y, por tanto, lejos de la manipulación muchas veces practicada;  y que su progenitor ha escrito más de 20 novelas y gran cantidad de artículos sobre historia de Aragón y de la Edad Media, por lo que goza de gran prestigio como historiador a nivel internacional.

En último lugar tomó la palabra el autor, José Luis Corral, manifestando que el pedirle a Alejandro que presentara la novela fue una excusa para hacerle venir al acto y a continuación nos dijo que ésta es la segunda parte de la saga LOS AUSTRIAS, iniciada con EL VUELO DEL ÁGUILA, y que su idea es continuar con la saga y acabarla con la muerte de Felipe II. También nos confesó que un día su hijo le dijo que escribir una novela histórica era tarea fácil, por lo que le propuso escribir una entre los dos. Alejandro aceptó la idea y está previsto que para abril del próximo año se publique una novela escrita por padre e hijo y que llevará por título “EL BATALLADOR”, donde se narran los primeros años del siglo XII. Esto fue una primicia.

Como historiador que es, José Luis Corral continuó diciéndonos que la Historia, como ha dicho su hijo, ha sido manipulada en múltiples ocasiones por todos los regímenes, incluso democráticos, para justificar hechos presentes y Carlos I, uno de los tres o cuatro gobernantes más grande que han existido, no es una excepción.

Prosiguió diciéndonos -me pareció una clase magistral de historia-, que la época en que el Emperador vivió y gobernó estuvo llena de episodios extraordinarios: la Guerra de las Comunidades de Castilla; las Germanías en los territorios del Levante; el levantamiento de Enrique II de Navarra en 1521, que intentó recuperar el reino navarro; las guerras contra los turcos otomanos, que avanzaban por el Mediterráneo y llegaron hasta las puertas de Viena; las guerras con Francia; la aparición del protestantismo y los problemas con el papado. España, por aquellos años, contaba con unos 6.000.000 de habitantes.

Nos manifestó que uno de los pilares de la novela lo constituye una familia de judíos convertidos al cristianismo, haciendo hincapié en que los judíos llevaban más de 1.200 años en la Península Ibérica, a la que llamaban Sefarad. Insistió en que la historia contada debe tener verosimilitud y captar el espíritu de la época en que se desarrolla, por lo que hay que documentarse bien y hacer investigación arqueológica. Él ha visitado varios de los lugares escenario de la vida del Emperador.

Continuando con el relato histórico explicó que, tras la muerte de Isabel la Católica, se separaron Castilla y Aragón y, a consecuencia de ello, su hija Juana reinaría en Castilla, retirándose Fernando a Aragón donde, antes de un año de la muerte de Isabel, volvió a casarse por poderes con Germana de Foix, con la que tuvo un hijo varón, Juan de Aragón y Foix, que murió a las pocas horas de nacer.

Corral siguió introduciéndonos en la época del Emperador y contó que Carlos I de España y V de Alemania (Gante 1500 – Yuste 1558), quedó durante varios años al cuidado de su tía Margarita, abandonado por sus padres: Felipe el Hermoso y Juana. Era muy joven cuando, a la muerte de su abuelo Fernando el Católico, llega a la Península en septiembre de 1517 para hacerse cargo de estos reinos, sin dominar todavía el castellano. Poco a poco se hizo con las riendas del poder.

Para ser emperador de Alemania y del Sacro Imperio Romano Germánico, tras el fallecimiento de su abuelo Maximiliano I de Habsburgo el 12 de enero de 1519, Carlos V tuvo que pagar mucho dinero a los electores alemanes. Estos asuntos lo mantuvieron ausentado de España hasta 1522.

Aunque Carlos I no estaba dotado de grandes cualidades físicas e intelectuales, sí tenía grandes dotes de gobierno y supo rodearse de gente sabia y eficiente. Se portó como un caballero medieval haciendo deportes arriesgados y tuvo capacidad para convertirse en un rey mesiánico. Al igual que su abuelo Fernando, él es el salvador de la cristiandad frente a turcos y musulmanes.

Puso en marcha el gran ejército profesional de la época, ya iniciado por el Gran Capitán, que se convertirá en el más importante del siglo XVI.

Hay una novela de amor dentro de la novela: cuando Carlos llega a España lo recibe su abuelastra, Germana de Foix. Su abuelo, el rey Fernando, había dado un consejo a su nieto: “cuida de tu abuela” y tanto la cuidó que vivió dos años con ella, de la que se enamoró y tuvo una hija, Isabel, a la que nunca reconoció por el escándalo que hubiera supuesto.

Carlos I se casó el 11 de marzo de 1526 en los Reales Alcázares de Sevilla con su prima Isabel de Portugal, nieta de los Reyes Católicos, con la que tuvo siete hijos. Realizaron el viaje de novios a la Alhambra de Granada, donde permanecieron seis meses. Isabel conoció allí el clavel, una flor traída de Persia y desconocida en España. Para agradarla, Carlos ordena plantar claveles en todos los jardines de la Alhambra. Isabel, el gran amor de Carlos, murió en 1539, a los 39 años, muy enferma por los partos. El matrimonio había durado 13 años, durante los cuales no se le conoce relación amorosa con otra mujer.

José Luis Corral terminó el acto con unas palabras de agradecimiento a los asistentes y manifestando que espera seguir con la saga, porque disfruta mucho con la Historia y espera la disfrutemos también los lectores.

Finalmente, dedicó y firmó su novela a los presentes que lo desearon.

Vicente Navarro Milán

4 Comments

  1. Aurora Alamán Guallart el noviembre 24, 2017 a las 12:46 pm

    Excelente, Vicente. GRACIAS por sustituir a quien le correspondía.
    Un abrazo.

    • Vicente Navarro Milán el diciembre 6, 2017 a las 5:58 pm

      Muchas gracias Aurora.

  2. Francisco M. Ruiz Albacar. el noviembre 30, 2017 a las 11:02 am

    Muchas gracias Vicente, por escribir la crónica, y por hacerlo de una forma tan estupenda.

    Gracias y un Abrazo.

    Fran.

    • Vicente Navarro Milán el diciembre 6, 2017 a las 6:07 pm

      Gracias Fran por tu confianza en mí. Ha sido un placer y lo he hecho encantado. Puedes contar conmigo siempre que la ocasión lo requiera.
      Un abrazo

Deja un comentario





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies