Sobre la novela: “Nudos que cortar”

 

Sobre la novela: “Nudos que cortar”

Autor: Javier Gracia Gimeno

martes , 23 de octubre de 2018

La presente sesión del Club de Lectura, correspondió a la primera programada, con la que se dio inicio, en el presente curso lectivo 2018-2019, a la ilusionante iniciativa cultural de AMUEZ, cuyo objetivo entre otros radica en animar y estimular a los socios a no perder el placer por la lectura y a sentirse testigos y partícipes de las emociones que pueden transmitir las páginas escritas de un libro.

El coordinador del Club de Lectura dio la bienvenida a los socios presentes en tal evento, agradeciendo su asistencia y el interés que van mostrando día a día por esta actividad literaria.

A continuación se procedió a presentar al Dr. D. Enrique Serrano, Profesor Titular del Departamento de Filología Española de la Universidad de Zaragoza, ilustre invitado que, una vez más, nos regaló su generosa colaboración para con nuestro Club, accediendo a participar en esta sesión, para disertar con extraordinaria meticulosidad didáctica, proximidad y profundidad intelectual, en todas sus reflexiones, encaminadas a plasmar unas deliciosas pinceladas sobre la vasta vida y obra poética, literaria y docente de su admirado profesor y amigo, Javier Gracia Gimeno, autor de la novela, objeto de estas primeras sesiones del Club de Lectura, “Nudos que cortar”.

Nuestro profesor, Enrique Serrano, dio un sucinto repaso, pero saturado de sincero afecto y evidente admiración, en la semblanza de Javier Gracia, comenzando por el lugar de su nacimiento, en Esplús (Huesca), localidad situada en la “Francha”, zona limítrofe con Cataluña, territorio aragonés en el que se cruzan lenguas y culturas, rechazando patrioterismos, como a él le gusta pensar.

Inició el Bachillerato en Murillo de Gállego y en esos años arrancan tres de las aficiones que le han acompañado toda su vida: la música, el teatro y la escritura.

Licenciado en Filología Hispánica, su dilatada labor docente la ha ejercido como profesor de Lengua y Literatura Españolas en institutos de notable prestigio, como el Jerónimo Zurita de Zaragoza, a la par que ha formado y dirigido grupos teatrales así como la creación de adaptaciones teatrales.

El profesor Serrano hizo hincapié en que quedara en nuestro interior la íntima influencia de la poesía en toda su obra literaria. También en “Nudos que cortar”. “Fue la poesía el género literario que soportó mis primeros escarceos con la literatura”, comenta Javier Gracia con frecuencial. Sus poemas son un canto a la exaltación de la naturaleza, descrita con sublime y serena plasticidad estética.

En “Nudos que cortar” se muestra con toda su crudeza y extraordinaria narrativa las situaciones psicológicas y sociales de los personajes, los cuales van apareciendo en buen número, en el transcurso de la misma. Las relaciones entre ellos, las vejaciones y humillaciones a que son sometidos como esclavos, los pobres, los criados, por sus amos, las ansias y venganzas contenidas hasta un límite insoportable, sus destinos desgarradores, sus miserias, no impedirán que, al final, quizá pudiera haber un leve canto a la esperanza.

Nuestro profesor, Enrique Serrano manifestó en este punto que estamos programados para recuperarnos y seguir adelante.

Pero a pesar de tanta injusticia y maldad, la novela se sustenta en conceptos vivenciales y vitales para el autor: el sentido de la amistad, el amor, la compasión, la gratitud, la ternura. Asimismo, son clave para nuestro novelista, la ética, el valor moral y la temida soledad impuesta o sobrevenida.

La novela surgió derivada de un de los 16 cuentos, “Largo”, que forman parte de la colección, “Rincón escondido, teniendo en común la reivindicación de nuestra inteligencia emocional como parte sustancial de nuestra capacidad de entender la vida, de comprendernos a nosotros mismos y de actuar e interactuar en sociedad”. A Carlos, uno de los fundamentales coprotagonistas de la novela, le apodaban despectivamente, sus compañeros de colegio, “largo”, precisamente por su corta estatura.

Otros rasgos de la novela a tener presente son los que hablan del pasado y del presente. En efecto, se manifiesta la exploración del pasado: hablan del pasado y también del presente.

Los espacios están perfectamente definidos y descritos en el desarrollo de la novela: Molinos de los Infantes, en donde se desarrollan los nudos que es preciso cortar; Francia; Madrid…

Si la sesión que se organiza en el Club de Lectura, con la intervención de un profesor de elevado nivel cultural, didáctico e intelectual, como es el caso de nuestro querido profesor, Enrique Serrano, contribuye a descubrir el significado profundo de los libros que se recomiendan, en esta ocasión dicho objetivo tan ansiosamente perseguido, se cumplió con creces y la exposición tan pedagógica y amena a la que asistimos, hizo mella en nuestros sentimientos, no dejando indiferentes a los socios de nuestro Club de Lectura, quedando vivamente agradecidos al profesor Enrique Serrano Asenjo.

Juan Pagán Sancho

Deja un comentario





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies