Crónica de la presentación del libro “El Fuego Invisible” de Javier Sierra y presentado por Jose Luis Corral

“EL FUEGO INVISIBLE” (Premio Planeta 2017) DE JAVIER SIERRA. PRESENTA: JOSÉ LUIS CORRAL, HISTORIADOR, ESCRITOR Y CATEDRÁTICO DE HISTORIA MEDIEVAL.

El pasado jueves, 31 de enero, el Club de Lectura de AMUEZ nos sorprendió gratamente con la presencia de dos grandes escritores aragoneses, que tuvieron la cortesía y amabilidad de venir a hablarnos de la novela “EL FUEGO INVISIBLE”, Premio Planeta 2017, del turolense Javier Sierra, cuya presentación estuvo a cargo del darocense José Luis Corral.

Inicia el acto el presidente de AMUEZ, Francisco Ruiz, agradeciendo la presencia de ambos e informando que la presentación del libro será a cargo de José Luis Corral. A continuación, pasa la palabra a Fabiola Piñol, vicepresidenta de AMUEZ, quien, en nombre del organizador del acto y responsable del Club de Lectura, Juan Pagán, intervenido recientemente, y al que deseamos una pronta recuperación, da la bienvenida a los asistentes y a los intervinientes: Javier Sierra y José Luis Corral, con cuya visita, dice, la Asociación se siente honrada y se viste de gala para recibirlos. Seguidamente manifiesta que José Luis Corral ha centrado sus escritos en la España medieval y que será el presentador y moderador de lujo de Javier Sierra, quien ha logrado situar sus obras en el top-ten de Los Estados Unidos de América. Fabiola acaba dando las gracias a todos los asistentes y a los dos escritores.

Seguidamente, toma la palabra José Luis Corral para agradecer también la presencia de los asistentes al acto y en especial la de su amigo, desde hace varios años, Javier Sierra, quien fue a Daroca con su mujer y donde le anunció que iría a Tahull, un pueblo leridano del Valle del Bohí en la Alta Ribagorza (allí hay varias iglesias románicas declaradas Patrimonio de la Humanidad por La Unesco), para contemplar y examinar sus pinturas, que son fuente básica y fundamental en la elaboración de su novela “El Fuego Invisible”. Cuenta que, el día que concedieron el Premio Planeta a Javier Sierra, él fue el primero en felicitarlo y que se llevó una sorpresa cuando Javier le reveló que su nombre aparecía en una página de la novela donde se relata que fue profesor de Paula Esteve, nacida en Canfranc hacía 27 años, a quien inculcó la idea de que “un buen historiador es aquel que poniendo un oído sobre las piedras puede escuchar lo que tienen que contar”.

Prosigue contando que Jesús Sierra es un gran escritor y una persona magnífica que ve más allá de lo que suelen ver muchos historiadores y la mayoría de la gente. La novela plantea el enigma del camino del Grial y nos transporta a través de la historia a la ilusión de la vida y a ver lo que hay más allá.

José Luis Corral, tras indicar que la novela es un paseo fantástico, sobre todo por el arte románico leridano, acaba su presentación dando las gracias al público por la asistencia e invitándolo a disfrutar del acto.

Finalmente interviene Javier Sierra que, tras agradecer a José Luis Corral sus palabras, manifiesta que su presencia en la sala está motivada por la necesidad del escritor de estar con sus lectores.

Empieza su explicación de la novela indicando que en ella se habla del “grial” y que su protagonista, David Salas, es un profesor de Lingüística del Trinity College de Dublín interesado en la etimología y origen de las palabras, afición que le viene de su abuelo, José Roca, que se dedicó a ello. Nos pone como ejemplo la palabra “Atanasio” derivada del griego, cuyos componentes léxicos son: el prefijo a- (no) y thanatos (muerte)que no muere.

Javier Sierra nos cuenta que él tiene mucho interés en los primeros textos novelados de la civilización, como por ejemplo la “Epopeya de Gilgamesh, cuya versión más completa se encontró en doce tabletas de arcilla de la Biblioteca de Asurbanipal, considerada la obra épica escrita más antigua conocida, unos 2.500 años a.C. La obra narra las peripecias de Gilgamesh en su búsqueda de la inmortalidad y las preguntas que se hace sobre ¿hacia dónde vamos?, ¿quiénes somos? y ¿de dónde venimos?

Luego continúa hablándonos de Homero (S. VIII a.C), autor del poema épico griego “La Odisea”. Nos indica que la obra está compuesta de 24 cantos y 15.690 versos donde se narran las peripecias de Ulisesen su viaje de vuelta a Ítaca, y el proceso de transformación que experimentará en ese periplo: Ulises, cuando regresa a su hogar, no será el mismo que era cuando salió.

En el primer capítulo deEl Fuego Invisible, ¿de dónde vienen las ideas?, David Salas ha terminado su tesis doctoral sobre Parménides de Elea, que vivió en el S. VI, a.C. y de cuya obra, un poema filosófico, solo nos han llegado algunos fragmentos a través de Platón. Parménides adora la vida y quería llegar al fondo de las ideas, estableciendo que al conocimiento real se llega de una forma única, la vía de la verdad, por lo que pensamiento y realidad deben coexistir armónicamente. Parménides sostiene que “las respuestas a nuestras preguntas es posible que no estén en nuestra cabeza, sino que nos las ponen los dioses como ideas propias”.

Parménides cumple con una tradición, “la incubación” -viaje a los infiernos-, metiéndose en una caverna durante dos días y en silencio para escuchar el dictado de las musas. El tema de la incubación lo refiere Peter Kingsley en su libro “Los Oscuros Lugares del Saber”

Javier Sierra nos cuenta que él también hizo su particular incubación pasando una noche en el interior de la Gran Pirámide de Keops, donde padeció un gran desasosiego, y que cuando salió de ella, al día siguiente, pensaba que había vuelto a nacer. Lo hizo porque quería saber qué sentimientos y emociones experimentaría Napoleón cuando durmió allí una noche. Igualmente contó que había pasado una noche en el mausoleo de Los Amantes de Teruel.

Otros personajes que sintieron el impulso de entender el orden de la naturaleza son: el ruso Mendeléyev, que analizó y estableció la tabla periódica de los elementos; el genio musical Brahms, que siendo ya mayor recibió a un periodista experto en música al que cuenta que la inspiración para sus composiciones la ha recibido de fuera, pero no sabe de quién; Maquiavelo, que en sus memorias relata que, cuando se iba a dormir, los grandes genios pasados le dictaban qué tenía que escribir; Sir Arthur Conan Doyleque en su primera novela “A study in scarlet” cuenta que no era suya, que se la dictaron y la escribió en una semana; Ramón María del Valle Inclán,que creía en las meigas y cuenta en su ensayo, “La lámpara maravillosa”, que construyó este texto para que el lector abriera su mente a otros mundos; Pío Barojanos cuenta que, cuando llegó a Madrid, se recorrió todas las sesiones de espiritismo y que le fascinaba la fotografía.

Una palabra que alteró La Historia: “GRIAL”, recipiente usado por Jesucristo en La Última Cena y que, según la tradición, José de Arimatea usó para recoger la sangre y el agua que manaba de la herida del costado de Cristo

La primera mención de la palabra Grialaparece en una novela de Chrétien de Troyes, en el año 1180, cuando escribió su obra inacabada titulada “Le Conte du Graal”. Troyes no afirma en ningún momento que fuera el de la última Cena. Troyes es considerado el primer novelista francés y padre de la novela en Occidente.

Es muy probable que Chrétien de Troyes también conociese la historia de San Galdano, un joven italiano nacido en un pueblo cerca de Siena, de quien la tradición cuenta que iba al monte Siepiacompañado por el Arcángel San Miguel cuando se le aparecieron los doce apóstoles y le pidieron que dejara allí su espada, clavada en la roca. Esta espada, que todavía sigue clavada, podría estar en el origen de la leyenda artúrica de Excalibur.

Volviendo a Tahull, en el mencionado valle leridano del Bohí, encontramos allí dos iglesias románicas: la de San Clemente y la de Santa María con sendos y magníficos ábsides.

San Clemente de Tahull es una espléndida iglesia románica, de planta basilical con tres naves, situada en el Valle del Bohí. Declarada Monumento Histórico-Artístico en 1931 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000. En una de sus columnas hay una inscripción que dice “El año de la Encarnación del Señor 1123, vino Ramón, Obispo de Barbastro, consagró esta iglesia en honor de San Clemente Mártir y puso reliquias en el altar de San Cornelio obispo y mártir”.

En el ábside central se encuentra el Pantocrator en una mandorla en actitud de juzgar con la mano derecha y sosteniendo un libro abierto en la mano izquierda, en el que está escrito “Ego sum lux mundi-Yo soy la luz del mundo- y a la altura de los hombros están las letras griegas alfa y omega, que simbolizan a Cristo como el principio y fin de todas las cosas. También está, entre otras, la imagen de la Virgen portando en su mano izquierda el Santo Grial del que irradian unos rayos de luz.

Jesús Sierra acaba su intervención diciendo que no ha querido contar su novela, pero si dar una idea de qué trata y que el protagonista, David Salas, es un pacato como Parcival. 

Finalmente, vuelve a tomar la palabra José Luis Corral para preguntarle qué es exactamente “la Montaña Artificial” que aparece en la novela. Javier Sierra le contesta que es un pequeño montículo con una cavidad interior, situado a la entrada del Parque del Retiro al que se accede desde la confluencia de las calles O’Donnell y Menéndez Pelayo. Fue levantada en 1815 por orden del rey Fernando VII. Comenta que la incorporó a la novela para comunicar a la gente la gran cantidad de cosas que tenemos delante de nosotros y que muchas veces desconocemos porque no nos las han explicado. El Grial es el conocimiento que perdió Parcival por no preguntar cuando estuvo en el castillo del Rey Pescador.

Javier Sierra acaba aquí su intervención y el presidente de AMUEZ levanta la sesión agradeciendo a los asistentes el interés y la atención prestada, comunicando, además, que el autor está a disposición de todos aquellos que hayan adquirido el libro y deseen que se los dedique y firme.  

Vicente Navarro Milán

Ver las fotos de la presentación

3 Comments

  1. Eloy el febrero 7, 2019 a las 1:45 pm

    Vaya, Vicente. Magnífica crónica. Felicidades.

  2. Juan Pagán Sancho el febrero 7, 2019 a las 11:10 pm

    Vicente: Tu magnífica colaboración en AMUEZ, con tu elevado grado de sincero compromiso, es garantía segura de que tus escritos rezuman categría literaria y acreditada humanidad. Tu crónica, esencial desde todos los puntos de vista, muy detallada y de perfecta redacción. Muchas gracias por tus nobles deseos hacia mi persona y mi más sentida enhorabuena.

  3. Juan Pagán Sancho el febrero 7, 2019 a las 11:17 pm

    A mi compañero y amigo Eloy: igualmente, sorprendido y emocionado por tu pronta y desinteresada colaboración en esta sesión, habiendo realizado estupendas fotografías, de los intervinientes. Has plasmado con nitidez, espontaneidad y perfecto enfoque, los momentos más oportunos de todos ellos. No obstante, no es una novedad para mí. Yo sé y los compañeros deben saber que Eloy López Gurría es, entre otras muchas de sus capacidades, un magnífico fotógrafo.
    Muchas gracias y felicidades

Deja un comentario





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies