CONFERENCIA EN LA SEDE DE HUESCA

 

El martes 8 de marzo en el salón Azul del Casino de Huesca, se desarrolló la conferencia:

«Huesca en la guerra de la Independencia». El conferenciante fue nuestro compañero D. Carlos Melús.

Con esta conferencia se iniciaba un ciclo de actividades programadas por la UEZ con el apoyo de AMUEZ y la colaboración de la concejalía de Cultura del Ayto. de Huesca.

Los duendes de las tecnologías de la información y comunicación no quisieron que el ordenador se entendiera con el proyector, ni tampoco con el televisor… por más que lo intentamos algunos de los presentes.

Nuestro conferenciante tuvo que hacer su exposición sin el apoyo de la presentación que había preparado. Los asistentes no la echaron en falta, una vez que Carlos los puso en antecedentes de este conflicto bélico y como, personas y lugares de Huesca y su provincia vivieron la invasión francesa, quedaron atrapados en su entusiasmo por este tema.

Empezó con la formación de los Tercios de Voluntarios de Huesca reclutados por el coronel D. Felipe Perena Casayús por mandato del general Palafox. Se reclutaron 3.000 personas sobre una población de unos 8.500 habitantes, que según el ponente podía tener Huesca en 1808, hace pensar que todos los hombres útiles se presentaron voluntarios.

La participación de estos tercios de forma heroica en diferentes frentes: defensa convento Santa Mónica en Zaragoza, batalla de Leciñena y la toma de Lérida. La aparición de la guerrilla y su patente de “corso terrestre” para diferenciarla del bandolerismo existentes. El saqueo de la catedral y la universidad Sertoriana por el gobernador de Aragón mariscal Suchet, junto con la última batalla que se libró en Benasque pasados dos meses de la firma del tratado de Valençay, fueron expuestos con detalle como muestra de los hechos acaecidos durante el periodo 1808-1814 en Huesca y su provincia.

Para finalizar su conferencia el ponente repasó las personalidades oscenses que tuvieron actuaciones relevantes en este periodo: Miguel Sarasa de Embun, Pedro Villacampa, Antonio Sangenis, Pedro María Ric, Félix de Azara…  y tantos otros que por falta de tiempo no pudo mencionar.

Terminó con un dato curioso: al parecer en la parroquia de Ntra. Sra. de la Esperanza de Huesca el día 6 de noviembre de 1815 se bautizó un niño de “padres incognitos”. Con el paso del tiempo en 1843, fue reconocido por el general Palafox y su esposa como hijo suyo.

Varios asistentes, en el coloquio, hicieron preguntas sobre algunos puntos de la exposición y una vez más nuestro conferenciante mostró el dominio sobre este periodo de la historia de Aragón.

Deja un comentario





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies