Club de Lectura: sesión con el editor

Club de lectura

Miércoles, 4 de Noviembre de 2015

Se inició la sesión con la intervención del presidente de la AMUEZ, Francisco Ruiz y del director de la Universidad de la Experiencia, Ernesto Arce pasando, a continuación, a la presentación de D. Joaquín Casanova, editor y librero, actualmente Ex-Presidente de la Asociación de Editores de Aragón, persona muy destacada y conocida en los ambientes culturales, tanto en Aragón como a nivel nacional.

Uno de los objetivos que persigue el Club de Lectura se consiguió plenamente con las explicaciones del Sr. Casanova, referidas a poner en valor el trabajo del escritor y el proceso que se sigue en la publicación de un libro.

Con su ya demostrada capacidad de comunicador, próximo y ameno, inició su discurso manifestando que “sin escritores no existirían editores”.

Con 52 años como editor y 40 como librero, manifestó que se siente envenenado por los libros de papel.

De los varios comentarios y anécdotas vividas, recuerda siempre quién le dijo, siendo muy joven…¿se puede vivir de los libros?…porque yo ni he comprado ni he leído ni pienso leer. Desde luego, ese personaje, no. O cuando surge la pregunta del millón: ¿el libro es caro? La respuesta siempre es la misma: es caro sobre todo para quien no lee.

El editor disfruta con su trabajo. Es enriquecedor, teniendo la inmensa suerte de conocer a la mayoría de escritores, noveles y a los consagrados universalmente.
Por otra parte, la edición y publicación de libros en España supone el 1,8% del Producto Interior Bruto (PIB).

Continúa su atrayente exposición, manteniendo la convicción de que el proceso del nacimiento de un libro es muy largo y laborioso. Hay que leer todos los manuscritos que recibe el editor, que son muchos, lo cual requiere la intevención de varias personas, hasta que se elige el texto y título apropiados. El editor insiste, plenamente convencido, que el escribir es duro y que las musas de la inspiración artística y literaria no vienen cuando uno quiere.

La segunda parte en dicho proceso es la fabricación: tipo de papel y cartulina, encuadernación, maquetación, correctores de estilo…

Las pruebas de corrección se realizan por partida doble. El corrector corrige palabras.

Finalmente, la impresión del libro y la distribución del mismo, que es muy cara, está sometida siempre a la incertidumbre por el éxito o fracaso en las ventas, siendo para el librero un riesgo añadido, la devolución de libros.

En la parte final de su magnífica disertación, y en un tono más coloquial si cabe, con los compañeros socios del Club de Lectura, Joaquín Casanova esbozó algunas experiencias vividas a lo largo de su dilatada vida como editor y librero, destilando su gran amor por la lectura y por tener en sus manos libros en papel que “huelen a libro”, renegando de la tablet, del libro electrónico, cuyos nocivos componentes tardarán siglos en desaparecer, mientras que hoy, el 85% del papel utilizado en la confección de un libro es papel reciclado, no afectando al medio ambiente.

Enumeró ventajas que la lectura proporciona al conocimiento e intelecto humano. !Cuántas veces se ha oído decir lo bien que hablan lo curas!, comentando que esa expresión antigua demostraba lo mucho que habían leído y la obligatoriedad en la enseñanza a dar clases de lectura en voz alta.

Ensalzó las inmensas sensaciones particulares y distintas que un mismo hecho, un mismo paisaje, unos mismos personajes descritos en una novela, producen en el lector, según su estado de ánimo y su predisposición a la hora de recibir una historia feliz y gratificante o, por el contrario, narraciones duras, desgarradoras que pueden obligar al lector a renunciar a seguir leyendo. ¡No he podido terminar de leer el libro porque relatan escenas muy duras para mí!

Como últimas reflexiones muy íntimas del editor Joaquín Casanova, nos animó a todos a leer y seguir leyendo, puesto que la lectura activa las neuronas y la memoria. Una persona QUE AMA LOS LIBROS.

Joaquín Casanova vivió historias reales, iguales a las descritas en el libro recomendado: “En el rostro cercado por un pañuelo negro”, de Miguel Ángel Royo Bordonada, puesto que nuestro conferenciante, hijo de la Posguerra, estuvo allí.
El autor del citado libro ha ejercido con valentía la propuesta de escribir una historia dura y profunda, siendo su primera novela y además, de 400 páginas.

Joaquín Casanova nos demostró con su interesante, amable y descriptiva sesión, dando a conocer el proceso de la edición de un libro, que no hay muchas personas que sean capaces de hacer fácil lo difícil. Él es uno de ellos. Muchas gracias, Joaquín.

Juan Pagán Sancho>

Deja un comentario





Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies