La visita programada a Jaca, para visitar el Museo Diocesano, situado en su Catedral, quedó frustrada y, pospuesta, como ya es sabido, por los imponderables surgidos.

Así pues, el orden cronológico establecido desde el principio, debió de ser cambiado y, por tanto, el profesor, don Juan Carlos Lozano, acudió a la cita programada, el día 17 de mayo de 2018, tal y como estaba prevista su asistencia por ser uno de los artífices de las obras del citado Museo.

Presentado por el director, don Alberto Santos agradeció su asistencia, comunicó que estaba previsto efectuar la visita los días 11 y/o 12 de mayo, pidiendo un aplauso para doña Nuria Roselló por su eficacia -constatada por los componentes del grupo- al resolver satisfactoriamente la complicada situación que se encontró.

Emprendió don Juan Carlos la tarea, manifestando que cuando fue propuesto para esta tarea, inmediatamente asintió.

Dijo que los equipos de trabajo fueron fantásticos, estando él en uno de ellos; el resultado bueno y que Iba a enseñar y hablar de lo que no se ve: las “tripas”, así que, dicho y hecho. Con las imágenes visuales y su verbo fácil, nos trasladó a las obras de un largo e intenso trabajo.

Siempre con detalle, refirió algo de lo mucho que se va a relatar:

– EL Proyecto del Museo Diocesano en el contexto del Plan Director de la Catedral de Jaca., 1ª Catedral del Reino de Aragón.

– Se realizó un trabajo de presente y de futuro. – Propuestas y programas con quince personas de diferentes ámbitos para reconstruir por épocas.

– 1997: Plan director. – 2008: Anteproyecto. – 2009: Proyecto del Museo, proyecto técnico de ejecución y subproyectos o estudios específicos. -2009: anteproyecto técnico de ejecución. 2010: Proyección y montaje. 2010: 9 de febrero inauguración. –

Al levantar el suelo, aparecen monedas, enterramientos, los moldes para hacer las campanas, cisternas…

-Sorpresa en patio: losas para desaguar tapadas con escudos guardados. Restos de pinturas murales, muchas de varias ermitas.

– Detalles de planos de fabricación. -Cambios bruscos de humedad y temperatura que hay que controlar.

– En los edificios antiguos hay que tener en cuenta la estructura. Enseña el alzado. Forma de iluminar los capiteles.

– Condicionantes: Un museo con una filosofía y personalidad definida.

– Fotografías de las muchas piezas almacenadas y revueltas. No había carteles, por tanto, hubo que tener criterio de selección.

– Cuidar cómo se hace la ubicación en un conjunto declarado Bien de Interés Cultural que ha sido Panteón Real. – Piezas singulares de relevancia interna, destacando el conjunto de las románicas de Bagüés.

– Premisas: Líneas de actuación. Establecer un doble nivel de lectura. Paneles informativos en los lugares en los que están las piezas. Para que no haya luces que molesten hubo que ponerlas de abajo a arriba con sistema Led que no calienta y siempre está la temperatura controlada.

– Recuperar la memoria del uso original de los espacios. Los pergaminos, códices, etc. se cambian por facsímiles para que no se estropeen.

– Ampliar la superficie útil. Organizar por épocas. Espacio controlado. Muchos y diversos factores. Una pieza de cada tipología. Plantear una circulación más racional, fluida, amena y rítmica. Dar respuesta a las necesidades del siglo XXI. – Apurar la selección y tratamiento. Audiovisual de Bagüés.

Finalizó la erudita e interesante exposición, solicitando la opinión de los presentes.

Aurora Alamán Guallart   Cronista Oficial de AMUEZ

Deja un comentario